De la fuente

La fuente

es un pedazo de contenedor de la sabiduría del mar

puede derrumbar barcos a la menor provocación

 

… es encuentro de besos enamorados y de ilusiones marinas de niños

y cuando ya se olvidaron de ella,

es posada y contenedor de agua para las aves sin alivio.

 

En el amanecer, un inquietante vaivén;

al atardecer, un oleaje salvaje,

y al anochecer, serenas aguas,

refugio de corazones hablantes.

 

A %d blogueros les gusta esto: